El pobre niño que se tragó un silbato que sonaba cada vez que respiraba..

El doctor no pudo resistir las ganas de compartir el vídeo en su página de Facebook.


El joven del vídeo, de solo ocho años, es un paciente del doctor Gomez Zuviria, de Tucuman, Argentina. Por accidente, el pobre chico se tragó una pequeña bocina de fiesta, que se le quedó atrapada en la tráquea y sonaba cada vez que respiraba, y tuvo que someterse a una pequeña operación para poder extraerle la trompetilla del interior.

El doctor no pudo resistir las ganas de compartir el vídeo en su página de Facebook y en pocos días lleva ya más de 9 millones de reproducciones.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *